miércoles, 27 de octubre de 2010

Mi cinefilia es un remedio a

Abro parentesis -I'm listening to a velvet's song, got scarfs and pills to heal my throat. I think about all our days and all our jokes and I remember them as a cigarette we've smoked. But now all I want is a hole where I can poke out and see you from- cierro parentesis.


El pasado fin de semana me hice la Rambla un par de veces andando. Me encanta y más sabiendo que hasta finales de Noviembre no voy a volver. Para cuando regrese vendré envuelta en bufandas y gorros, lo más adorable del invierno. Durante el trayecto estuve pensando en una lista de canciones que me gustaría aprender a tocar con la guitarra, instrumento que no sé tocar.. todavía (cuando tenga tiempo, espero tenerlo algún día, aprenderé, I promise you, Penny) Recuerdo que la hice mentalmente mientras sonaban en mi ipod (amarillo) algunas canciones que apenas recordaba y otras que canté como si no hubiera un mañana el pasado sábado por la noche.
Y que tal noche, la del pasado sábado por la noche; celebramos treinta años. Ya sé que te duele, blondie, pero creo que no los pudiste celebrar de mejor manera que rodeada de raquetas de tenis, un concurso de flanes enteros en la boca (en donde perdí toda mi dignidad), un londonfriend-dj a medida, una lista de spotify que te cagas lorito y una coctelera en el baño del Club de Tennis. What else?

Hoy he ido al cine. Esta es la segunda semana de 'vamos-al-cine-los-miércoles-después-de-clase-a-la-sesión-de-las-7'. Con Gru en 3D nos reímos con unos simples muñecos enternecedores amarillos, Facebook ha sido una definición de lo que somos hoy en día (he comido palomitas de bolsa..), el documental sobre Norman Foster promete, y Héroes.. qué decir de mi guionista favorito!
A falta de películas y salas de cines que me recuerden lo innombrable, mañana por la noche vamos con A., S., C. y L. a la estrena y presentación de 'Barcelona era una fiesta' (In-Edit Beefeater). Hoy he tenido la suerte de estar con su director Morrosko Vila-San Juan y con algunos de los personajes de una época en que Barcelona vivía en el más puro underground de los 70-80 como Oriol Tramvia o Miguel Gallardo. En los ojos de sus protagonistas he visto la nostalgia por aquel periodo , lo he visto brillar mientras los periodistas les preguntaban sobre sexo, speed, formentera, el born y un vacío de poder a llenar con el grito 'viva la libertad', gente que dejaron el marxismo para pasarse al hippismo.
Pero ya de vuelta en pleno siglo veintiuno (hacía mucho que no escribía números con letras), el viernes lo voy a eclipsar con C., puesto que vamos a ver el documental  'The extraordinary Ordinary Life of José González' y su posterior actuación en el Taxidermista de Plaza Reial. Que mejor que ir con una sueca a ver un documental sobre un cantante sueco que con solo entonar las primeras notas de Heartbeats hace que mi sangre corra más deprisa.

1 comentario:

  1. postscript. ellas me tienen prohibido que lo piense, pero ayer pensé en lo mucho que hace y lo poco que me queda, y 'de momento', sólo pensándolo, me siento feliz.

    ResponderEliminar